Una pelota de hormigón

Cuando nos preguntan por Ares, por sus avances, si comenzó a hablar, preguntas siempre en positivo, intuimos que para intentar arrancarnos una sonrisa en vez de una mueca de tristeza, nos gusta decir, sobre todo a la gente que no tiene relación con el autismo, que el TEA es como una enorme pelota de hormigón y que los padres tenemos un pico, un martillo y poco más para intentar arrancarle pequeños pedazos que son los pequeños/grandes logros.

Una vez superado el shock del diagnóstico, miras el martillo y el pico y te sientes poderoso, capaz de hacer añicos esa bola que te han puesto delante. Empiezas a picar con fuerza y sin sentido, como el niño que se pelea con un adulto y lanza puñetazos estúpidos al aire. Acabas agotado y sin premio. Sólo consigues ver la pelota mucho más grande que antes; y el martillo y el pico como utensilios inútiles.

Te recuperas pronto del batacazo y reanudas la tarea con rabia.  Y vuelves a perder la paciencia. Y continúas. Y arrancas un trozo de hormigón, que se convierte en la gasolina para seguir picando. Y vuelves a caer y a levantarte y a perder la paciencia y a arrancar otro trozo, que siempre es más que nada y menos de lo que esperabas

Y al final aprendes, porque el autismo es también una escuela de aprendizaje para los padres, que la paciencia te irá faltando cada cierto tiempo, que la bola nunca la romperás en pedazos y que mejor aparcar la rabia, aunque aparezca de vez en cuando,  y emplear la fuerza del cariño para impulsar el pico y el martillo que tendrás que usar toda la vida para irle ganando batallas al jodido hormigón.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Una pelota de hormigón

  1. CARMEN PALOMINO MORA dijo:

    Hola , lamento q en estos momentos la pelota te parezca q no se rompe pero cada día q pasa vosotros tendréis mas fuerza, pues la pelota no la vais a romper tendréis q cogerla y echárosla a la espalda y caminar con ella , la vida es dura y vivirla cuesta mucho esfuerzo , mucho animo y muchos besos para los cuatro ……..

  2. Eloisa Román jimenez dijo:

    No perdáis el animo, si os caéis volver a levantaros y con el pico el martillo y mucho amor lo lograreis.
    Un montón de besos para los cuatro.

  3. Ester dijo:

    Tu mirada transmite el buenos días mas especial e intenso que recuerdo. Gracias Ares por regalarnoslo cada mañana.

  4. Daniela dijo:

    Y dientes y uñas…la bola no la haremos pedazos pero igual la moldearemos, y el resultado habrá merecido la pena.

  5. Tatiana dijo:

    Uf, no sabes lo reflejada que me veo en este artículo tuyo, jodida bola de hormigón…

  6. Fe dijo:

    He reenviado este escrito a mis amigos íntimos. Explica tan absolutamente bien todo lo que nos pasa en la lucha diaria de los padres de niños con autismo… Siempre se me acaba cayendo una lágrima cuando te leo.
    Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s